El riesgo que representa deducir de sus impuestos niños que no son sus dependientes

riesgo-ninos-impuestos.png

Por: Stephanie Olvera

Como experta en la declaración de impuestos, siempre he tenido clientes que quieren saber los riesgos de deducir de sus impuestos, niños que no son realmente sus dependientes. Existe el riesgo de que lo auditen por incluir como dependientes, niños que en realidad, no deberían serlo. El IRS ha estado tomando medidas contra esto y ha auditado con mayor frecuencia.

impuestos-taxes-taxas.jpg

¿Qué es un dependiente?

El dependiente tiene que haber vivido con usted por al menos medio año.
El dependiente tiene que estar emparentado con usted, es decir, debe ser su hijo, hija, hijastro, hijastra, hijo adoptivo, hija adoptiva, hermano, hermana, hermanastro, hermanastra o un descendiente de cualquiera de los ya mencionados.
El dependiente debe ser menor de 18 años al fin del año o debe ser menor de 24 años si es estudiante.
Para ser considerado estudiante, el dependiente debe haber atendido a la escuela tiempo completo al menos cinco meses del año. Los cinco meses pueden no haber sido seguidos.
El dependiente debe ser menor que usted (o que su esposa, si es que usted es casado(a) y están declarando en conjunto), a menos que el dependiente sea minusválido.
¿Qué pasa si el niño es mexicano?

Si el dependiente vive en México, debe informar a la persona que hace la declaración de impuesto acerca de esa situación. Cuando el encargado de hacer la declaración plantea que el niño vive en los Estados Unidos, recibe mucho más créditos que si viviera en México. Es su responsabilidad informarle al preparador que su dependiente vive en México y no en los Estados Unidos.

Mucha gente cree que el hecho de enviar dinero a México ya lo califica para incluir al niño como dependiente, pero eso es solo un componente. Si usted envía dinero a sus familiares en México, puede declararlos como dependientes, pero la manera más correcta de hacerlo es que estos familiares vivan en México. Si plantea que sus familiares viven en los Estados Unidos, estaría presentando una declaración fraudulenta. Si es auditado, el IRS le pedirá pruebas como constancia médica o de estudios para comprobar que el dependiente ha vivido en su casa, así como le pedirá facturas de agua o de luz a su nombre para comprobar que efectivamente está manteniendo al niño. Si no puede presentar estos documentos, el IRS congelará su reembolso o, si es que ya le enviaron su reembolso, le pedirá que pague de regreso ese dinero más multas e intereses.

Aunque mucha gente insiste en registrar niños que no son sus dependientes y logran salirse con la suya, no es para nada recomendable.

wolf sheep.jpg

Leave a Reply