Escolar: Consejos para ese día de exámenes

consejosparaexamenes.png

Escolar: Consejos para ese día de exámenes

Primero, estudie correctamente. Suena como una babosada, pero si está seguro de la información, no tendrá razón para preocuparse.
Duerma lo suficiente la noche anterior al examen. Su memoria funcionará mejor si ha descansado lo suficiente. En un estudio científico, la gente que había dormido lo suficiente antes de realizar una prueba de matemáticas, tuvo mejores resultados que los que se quedaron estudiando toda la noche.
Escuche las instrucciones atentamente. Escuche lo que el maestro indique al distribuir las pruebas, para que sepa qué se espera de usted.
Lea toda la prueba primero. Una vez que tenga la prueba frente a usted, léala completamente para ver qué tan larga es y todo lo que debe de contestar. Esto le permitirá estimar cuánto tiempo tiene para cada sección y para preguntar al maestro cualquier duda que tenga. Si algo no le queda claro, no se apure, pregunte antes de empezar.
Concéntrese en resolver cada pregunta individualmente. Responda las preguntas que sepa y no se obsesione en responder las que desconoce. En lugar de ello, responda lo mejor que pueda o brínquese a la siguiente pregunta y después de haber respondido a todas las que si sepa, regrese a las que quedaron pendientes.
Relájese. Si está tan nervioso que su mente se pone en blanco, tal vez necesite un pequeño descanso. Claro que durante la prueba no podrá levantarse y caminar, pero si puede mover los dedos de manos y pies, respirar profundamente cuatro o cinco veces o imaginarse que está en una playa o en cualquier otro lugar que le calme. Como todos sabemos, cuando estamos nerviosos es fácil olvidar cosas, como la combinación del casillero. La diferencia es que no nos espantamos porque sabemos que recordaremos esa combinación que hemos usado cientos de veces y entonces la recordamos. Durante la prueba, si olvida algo y se empieza a poner tenso, será más difícil recordarlo.

 

Leave a Reply